Proceso Motivacional

Podemos definir la motivación como el proceso por el cual una necesidad insatisfecha mueve a una persona en una cierta dirección para lograr un objetivo que satisface dicha necesidad. Es un impulso que inicia, guía y mantiene el comportamiento, hasta alcanzar la meta u objetivo deseado. De acuerdo con estas definiciones, podemos distinguir tres elementos en la motivación:



  • En el interior un deseo o necesidad.
  • En el exterior una meta u objetivo que debe ser logrado.
  • Una estrategia para lograr el objetivo.

Podemos decir, que el comportamiento de los seres humanos obedece generalmente a sus motivaciones, es decir, estas actúan como causa del comportamiento. La motivación es un concepto muy discutido, ya que sucede en el interior de la persona, por lo que no es observable, pero sí podemos observar la conducta que se desencadena. Sin embargo, en la observación de los comportamientos para inferir motivaciones debemos ser cuidadosos, dos personas con el mismo objetivo aparente pueden estar satisfaciendo motivos muy distintos, aquellos con objetivos diferentes pueden estar satisfaciendo motivos similares, para un mismo acto se pueden dar motivos diferentes

Existen múltiples clasificaciones de motivos, atendiendo a diferentes criterios, pero en general podemos hablar de:

  • Motivos Fisiológicos o primarios: Son motivos no aprendidos que responden a necesidades y desequilibrios que se producen en el organismo (por ejemplo, hambre, sed, etc.), básicamente tratan de recuperar el equilibrio perdido en el organismo (Homeostasis).
  • Motivos generales no aprendidos: No responden directamente a necesidades fisiológicas, aunque si son un mecanismo de supervivencia y adaptación al medio (por ejemplo: curiosidad, manipulación, exploración, etc.).
  • Motivos sociales: Son motivos aprendidos como la necesidad de poder, prestigio, status, etc.

En función de los factores que determinan la conducta del sujeto podemos distinguir también diferentes tipos de motivación (Pérez, 1979):

  • Motivación Intrínseca: El sujeto se mueve por las consecuencias que espera se produzcan en él.
  • Motivación Extrínseca: El sujeto se mueve por las consecuencias que espera alcanzar.
  • Motivación Trascendente: El sujeto se mueve por las consecuencias que espera que produzca su acción en otro u otros sujetos presentes en el entorno.

Si vemos la motivación como un proceso, podemos tener las siguientes etapas:

  • Homeostasis: El organismo permanece en equilibrio.
  • Estímulo: Cuando aparece genera una necesidad.
  • Necesidad: Provoca un estado de tensión.
  • Estado de tensión: Impulso que da lugar a un comportamiento.
  • Comportamiento: Se dirige a satisfacer la necesidad.
  • Satisfacción: Si se satisface el organismo retorna al estado de equilibrio.

2 Comments:

  1. Sara Moscoso said...
    Muy buena información.. me ha sido muy util. -gracias
    Sara Moscoso said...
    Un tema muy interesante... ha sido mostrado de manera sintética.. me ha sido muy útil para elaborar mis fichas. Gracias!

Post a Comment